jueves, 19 de junio de 2014

SEGUNDO TRIMESTRE

Federico García Lorca, El retablillo de Don Cristóbal (Tragicomedia de Don Cristóbal y la Señá Rosita)

Este es un trozo de esta lectura:

 Señoras y señores:
El poeta, que ha interpretado y recogido de labios populares esta farsa de guiñol tiene la evidencia de que el público culto de esta tarde sabrá recoger, con inteligencia y corazón limpio, el delicioso y duro lenguaje de los muñecos.
Todo el guiñol popular tiene este ritmo, esta fantasía y esta encantadora libertad que el poeta ha conservado en el diálogo. El guiñol es la expresión de la fantasía del pueblo y da el clima de su gracia y de su inocencia.
Así, pues, el poeta sabe que el público oirá con alegría y sencillez expresiones y vocablos que nacen de la tierra y que servirán de limpieza en una época en que maldades, errores y senti­mientos turbios llegan hasta lo más hondo de los hogares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario